Objetivos

Como hemos expuesto en la presentación, los objetivos de Ada se organizarán en torno a dos frentes bien diferenciados.

Por un lado se asesorará a los socios en todas las etapas del proceso de la autopublicación. Desde la selección de la plataforma de impresión más adecuada a sus necesidades, hasta en el manejo de los programas de edición y maquetación para que pueda obtener un  prototipo de libro en las mejores condiciones posibles tanto formales como economicas.

Por otro lado, e indudablemente es en este área en la que Ada está llamada a jugar un papel más decisivo, se organizará en servicio de distribución de las obras jurídicas que autopubliquen los miembros de la asociación.

El servicio de distribución consistiría básicamente en la implementación de un depósito de ejemplares, abierto al público en general, de las obras autopublicadas que sus miembros quieran comercializar.

Ada arbitrará  los medios necesarios para gestionar el depósito y formalizar la venta de los libros en nombre e interés de cada uno de los autores, con arreglo al precio y condiciones estipuladas exclusivamente por el autor.

No hay ningún servicio que sea sostenible en el tiempo si no es económicamente autosuficiente, por ello el autor en contraprestación del canal de distribución de Ada, habrá de comprometerse a abonar los correspondientes derechos a la Asociación, establecidos siempre bajo un riguroso criterio de mera cobertura de costes directos.

La celebración por el autor de un acuerdo de distribución de una obra con Ada, permitirá a la Asociación percibir las siguientes contraprestaciones: un fee fijo semestral por libro gestionado, fijado de acuerdo con las características de la obra, y una participación en el precio venta publico.

Ada dispondrá de los recursos informaticos necesarios para que el autor conozca en tiempo real el estado de su depósito, libros vendidos y libros pendientes de venta, y las correspondientes estadísticas que le permiten al autor adoptar decisiones racionales sobre la oportunidad y escala de los nuevos pedidos de impresión que pueda aconsejar la venta efectiva de su obra.

Ada liquidará semanalmente la facturación generada por el autor.

La promoción de la obra se realizará exclusivamente por el propio autor, sin perjuicio que la obra se exhiba en la galería del depósito, y se publique el completo catálogo de la obra depositada en la web de Ada,  junto a la calificación que los propios miembros del colegio puedan hacer de la obra.

El acuerdo de distribución será extensible a miembros de otros colegios de abogados, que con criterios de reciprocidad de sus respectivas asociaciones, estén dispuestas a distribuir la obra autopublicada de los miembros de AdaIcab.

Estos acuerdos de reciprocidad entre las asociaciones de los miembros de los colegios de abogados de España habrá de permitir la configuración de esa red física de distribución de obra jurídica con cobertura nacional que constituye uno de los pilares del plan de acción de AdA.

La implicación de los colegios de abogados en los proyectos creativos de sus miembros en el ámbito del derecho, parece indeclinable desde una doble perspectiva: en tanto que puede aportar apoyos o soportes de diversa naturaleza al autor, y en tanto puede constituir una labor de fomento a la creación y divulgación de obras de interés para la comunidad jurídica.

Desde este punto de vista, Ada tiene el firme propósito de explorar todas las posibilidades de colaboración con el Icab de forma que en interés tanto de los miembros de la Asociación, miembros a su vez del Icab, como de la comunidad jurídica a la que irá dirigida la obra gestionada por AdA, el depósito comercial que constituirá la base del sistema de distribución puesto en juego por Ada se halle ubicado en las propias instalaciones del Icab, mediante cesión a titulo de arrendamiento las dependencias necesarias para la implementación del depósito comercial de las obras.

Parece dificil imaginar un espacio más idóneo que el propio Icab para ubicar un entorno físico tanto para que los autores miembros de un colegio de abogados, puedan ofrecer sus obras jurídicas a sus compañeros destinatarios naturales  de las mimas, como para que éstos puedan conocerlas y adquirirlas si son de su interés.

Así mismo, Ada también tiene el propósito de alcanzar acuerdos con el Icab para que la web corporativa sirva de caja resonancia de las actividades generales que desarrolle la Asociación, y particularmente de las obras que los miembros del Icab decidan encargar su distribución a AdA.

Sin perjucio que el plan de acción de Ada podría ser visto como una amenaza por las editoriales jurídicas, lo que acaso pueda suscitar algún conflicto de intereses, tampoco es fácil imaginar otra plataforma de Internet más adecuada que la web corporativa de un colegio para informar sobre la obra jurídica de sus miembros.

Si el Icab, por las razones que fuera no estuviera en disposición de apoyar los objetivos de AdA, en tal caso se arrendarían por la Asociación  los espacios  necesario en las inmediaciones de la sede central del Icab, en el convencimiento que nuestra corporación profesional constituye un centro físico de encuentro de primer orden para el desarrollo de nuestros objetivos.

 

 

Just another WordPress site